miércoles, 4 de octubre de 2017

Cubanos al mando de Venezuela, una invasión silenciosa

Comparto con ustedes un reportaje que fue publicado originalmente en 2011 y que su contenido sigue vigente.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Desde comienzos de la Administración de Hugo Chávez Frías se viene hablando de que existe presencia militar cubana en Venezuela, una situación que era un secreto a voces y que hoy día se evidencia con testimonios y documentos. Los alcances de lo que es un secreto a voces en Venezuela parecen irse revelando y poniendo en claro hasta dónde llega la penetración militar cubana en ese país.

Durante diez años se intentó mantener en secreto el asunto, pero ahora comienzan a conocerse cómo la red de tentáculos cubanos toca los nervios más sensibles del aparato militar y de seguridad del Estado venezolano. Una injerencia que sobrepasa cualquier límite que de situación similar se tuviera en el pasado.

Por vía de militares activos y retirados, como a través de documentos, estudios y por académicos y expertos en materia militar se sabe ahora que oficiales cubanos tienen puestos claves en la Fuerza Armada y poseen amplia capacidad de influir en la toma de decisiones militares, así como en comandos estratégicos, guarniciones, bases aéreas, puestos fronterizos, estaciones de rastreo satelital, e incluso, instalaciones petroleras a lo largo del país.

La situación ha llegado a tal extremo que ha causado inquietud y crítica dentro de la Fuerza Armada Nacional (FAN).

De hecho, se han producido renuncias de altos funcionarios y expresiones de rebeldía en cuarteles militares, donde suelen circular panfletos y grafitis con mensajes críticos a la presencia cubana.

“La presencia de militares cubanos está en contra de los principios institucionales de soberanía e independencia de Venezuela. Y en ese sentido, todos los militares venezolanos deben estar en contra de esa situación”, aseguró Antonio Rivero, general de Brigada del Ejército que renunció a su cargo el pasado 7 de abril, en desacuerdo con la cubanización del sector militar venezolano.

“Existe el riesgo de que información considerada de seguridad nacional como ubicación de armamento y de cómo organizar los sistemas de comunicación de los diversos componentes de la FAN, pueden caer en manos de los cubanos”, añadió Rivero.

Y aunque las altas autoridades del gobierno venezolano no niegan la presencia militar cubana, sí han aclarado que esta presencia tiene lugar en el marco de acuerdos de cooperación previamente existentes, y que no hay riesgos de “cubanización” de la FAN.

“Como un mecanismo de cooperación militar” entre Venezuela y Cuba, cataloga la situación el presidente Hugo Chávez quien defiende la actuación de los oficiales castristas.

“Aquí los cubanos nos están ayudando (...) Nos han dicho cómo almacenar las brújulas, cómo reparar los radios de los tanques y cómo se debe almacenar la munición”, refirió el presidente Chávez en una rueda de prensa a mediados del año pasado.

El mandatario también sugirió que los cubanos cooperan con Venezuela en operaciones secretas. “Cuba nos ayuda modestamente en algunas cosas que no te voy a detallar”, le dijo a un periodista el año pasado en Caracas.

Pero mientras el presidente de la República Bolivariana de Venezuela dice esto, el ministro de la Defensa, Carlos Mata Figueroa, niega enfáticamente que los cubanos ejerzan funciones de control militar. “Los agoreros hablan de que hay cubanización, bielorrusiación, iranización, rusianización, cuando no hay nada de eso”.

Sin embargo, una creciente y detallada evidencia describe el amplio alcance que ya tiene el activismo militar cubano dentro del estamento militar venezolano.

Un caso que vale la pena señalar, pues se constituye en ejemplo fehaciente de la penetración militar castrista es el del general de brigada cubano Frank Yánez, jefe del Grupo de Coordinación y Enlace de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba en Venezuela, quien dirige una misión militar de 20 altos oficiales acantonados en Fuerte Tiuna, la guarnición militar más grande de esa nación suramericana.

Carlos Romero, analista militar, académico de la Universidad Central de Venezuela (UCV), sostiene que el general Yánez ocupa un piso en el edificio que sirve de sede al Ministerio de la Defensa, y desde allí desarrolla una importante capacidad de mando sobre las operaciones de la FAN venezolana.

Desde la plataforma opositora también se escuchan protestas contra esta situación. “Nunca antes habíamos permitido que ciudadanos de otro país asumieran puestos claves asociados con la seguridad nacional”, refirió Julio Borges, presidente del partido opositor Primero Justicia y actual diputado a la Asamblea Nacional.

Estima Borges que colocar a cubanos en posiciones claves dentro de la FAN podría comprometer la soberanía nacional y violar leyes venezolanas.

“Los cubanos no pierden el tiempo en lo que no les da de comer. Están concentrados en los sitios más vitales del país: en comandos militares estratégicos, en la Milicia Bolivariana y en instalaciones estratégicas de la industria petrolera”, dijo entretanto Rocío San Miguel, quien es experta en temas militares y además es presidenta de Control Ciudadano, una asociación civil cuya función es monitorear la actividad militar en Venezuela.

En la opinión de San Miguel, quien ha desarrollado sobre el tema, los cubanos se encuentran activos como asesores militares en las seis divisiones de infantería del ejército venezolano, donde se concentra el mayor poder de fuego de la FAN, ubicadas en las ciudades de Maracaibo, Caracas, San Cristóbal, Maracay, San Fernando de Apure y Ciudad Bolívar. “En todas las divisiones del Ejército hay cubanos, y se apoyan en las instalaciones que tienen en todo el país para moverse”.

Y hace su advertencia más dramática: “Es en la industria petrolera y en la Milicia donde los cubanos tienen la presencia más seria”.

En el comando central de la milicia, ubicado en el Museo Histórico Militar, en el oeste de Caracas, los oficiales cubanos juegan un papel central que abarca desde organización jerárquica hasta entrenamiento de los milicianos, siguiendo el modelo de defensa cubano, indicó San Miguel.

“Allí los cubanos tienen una interacción importante con los colectivos sociales, los Comités de Defensa de la Revolución bolivariana, los círculos bolivarianos. Están encargados de proteger el perímetro de Miraflores (sede presidencial) y controlan la presencia de la milicia en la industria petrolera nacional”.

También el coronel retirado Luis Alfonso Dávila, quien fue Canciller y ministro de Relaciones Interiores y Justicia del gobierno de Chávez entre los años 2000 y el 2002, asegura que unos 60,000 cubanos controlan “actividades sensibles para la soberanía de Venezuela”, entre ellas funciones dentro del alto mando militar.

“Están en todos los lugares donde se toman las más altas decisiones estratégicas”, aseguró Dávila. 
Reportaje especial de Analítica.com publicado el 20 de marzo de 2011 en La Prensa de Nicaragua. 

5 comentarios:

  1. Maibor, no olvidemos que al día de hoy, que se sepa y hasta que no se compruebe lo contrario, continúan controlando, el servicio de identificación, registros y notarias, puertos y aeropuertos, la importación de comida (o parte de ella si incluimos las cias que traen los clap desde México), medicinas y no se que otras cosas, pero otras cosas debe haber. También no debemos olvidar que desde al menos el año 2000 están vendiendo petróleo nuestro en el mercado spot.

    ResponderEliminar
  2. Excelente reportaje el de Maibort Petit. No cabe duda de esta silenciosa invasión cubana que por lo que se ve y se escucha tendra como última línea defensiva Fuerte Tiuna.

    ResponderEliminar
  3. Gracias. Siempre perceptiva, oportuna y en sintonía con el pensamiento de mucho. Seguiremos en la lucha hasta LIBERAR a Venezuela.

    ResponderEliminar
  4. Una presencia silenciosa para el publico de galeria

    ResponderEliminar
  5. Excelente informacion. Muchos no saben sobre esto y otros diven q es mentira

    ResponderEliminar